Peanas de la Guardia Imperial: Cadia

Este es el primer artículo de una serie, cuyo objetivo es el de mostrar de forma sencilla cómo decorar peanas de cada uno de los regimientos de la Guardia Imperial de acuerdo a las características de cada uno de los planetas natales. Empezaremos por la peana de un soldado de Cadia, ya que es el regimiento más extendido entre los jugadores.

Cadia es un planeta en la que abundan los bosques de pinos y coníferas, situados junto a extensas llanuras azotadas por un viento frío. Debido a esto, los colores del uniforme del regimiento Cadiano está basados en verdes militares y marrones tierra, ideales para confundirse en este tipo de terrenos.

Peanas Cadianas

Fundamentos de la peana Cadiana

La peana más utilizada es aquella que está basada en las llanuras, es decir, color tierra de base, arena y rocas pequeñas y algún que otro matojo verde pino. Esta configuración se mimetiza completamente con los colores básicos del uniforme, por lo que el resultado es el mejor posible si se quiere seguir el trasfondo del regimiento. Podéis encontrarla casi en cualquier fotografía de miniaturas Cadianas de Games Workshop.

Ingredientes:
Cola o pegamento
Pincel grueso
Arena [ Usé Arena artificial de GW ]
Matojos [ Usé Hierba de GW
Marrón oscuro para la base [ Usé Citadel Scorched Brown ]
Color Hueso para las luces [ Usé Citadel Bleached Bone ]

Siempre las decoro una vez he finalizado de pintar la miniatura para evitar estropearla con el manoseo de turno durante el proceso de pintado, pero en este caso, voy a decorar la peana sin figura para mostraros con algo más de detalle todo el proceso.

Ingredientes de la peana de Cadia

Paso 1

Paso 1

En primer lugar debemos pintar la peana con un color base marrón oscuro para darle profundidad si con el uso de la figura salen calvas y darle contraste al borde de la misma. Para ello, simplemente asegúrate de no dejar pegotes y trata de pintar con algo de agua para que el resultado sea limpio. Dedica especial atención al borde y píntalo en una dirección para que el resultado sea impecable. En mi caso, con un par de manos fue suficiente.

Paso 2

Paso 2

El siguiente paso sería poner cola en la parte superior de la peana para pegar la arena artificial. Para no arriesgarnos con la cola, lo mejor es diluirla ligeramente con agua y aplicarla con un pincel que tengáis de batalla y que no estiméis mucho. Extenderlo bien sin necesidad de depositar mucha cantidad, tal y como aparece en la foto. Prestar atención a los bordes para que la cola no caiga y luego se quede pegada la arena, ya que su limpieza puede dañar la pintura y tocaría volver a empezar.

Paso 3

Paso 3

Tras haber aplicado la cola y sin esperar mucho tiempo, cogemos la arena artificial y la depositamos sobre la peana sin muchos miramientos. Es decir, simplemente la depositamos sobre la peana hasta que rebose. En el caso de que queramos depositar trozos de roca más grandes en un sitio específico, simplemente debemos empezar por colocar estas en primer lugar, para luego pasar a inundar con el resto de la arena toda la peana.

Esperaremos un tiempo prudencial para que se seque la cola, aproximadamente 5 minutos, y procedemos a sacudir la peana dando golpecitos sobre un lateral para que el sobrante que no se quedara adherido, caiga sobre la mesa. Para un trabajo limpio, cogeremos un pincel grueso que esté seco y cepillaremos la superficie con delicadeza.

Cuando tenemos una peana con miniatura, simplemente debemos sumergir la peana en el bote de la arena artificial y dejarlo reposar dentro. Es comodísimo porque no pringaremos la mesa con la arena.

Paso 4

Paso4

En este paso resaltaremos las rocas dándoles un poco de luz con un color marrón claro o color hueso. En este caso, no he elegido un punto de luz determinado para pintar la dirección de las luces porque al no tener la miniatura es un poco difícil saber por dónde caen las sombras de las piernas de la figura. Pero si queréis un resultado profesional, poner un foco de luz y respetar las zonas sombreadas.

Para aplicar las luces, simplemente diluimos un poco la pintura en agua. Cogemos un pincel específico para pincel seco (son los que no tienen punta) y lo mojamos en la pintura por uno de los lados. Depositamos ese lado en un trozo de papel para asegurarnos de no dejar un pegote y procedemos a aplicar las luces. Para resaltar la peana, os recomiendo deteneros especialmente en las rocas de mayor tamaño y en las zonas cercanas al borde.

Paso 5

Paso 5

Este será el último paso que demos para terminar la pena. Simplemente debemos añadir los matorrales a nuestro gusto. En este caso, fijaremos dos matorrales depositando dos gotas pequeñas de pegamento incoloro (superglue va fenomenal o el que uséis para el pegamento para plástico). Rápidamente coge una pizca de matojo y deposítala sobre las gotas, sin tener miedo de dejar por ahí pelos sobre la peana. Dejar secar un par de minutos para que no se seque del todo para dar un par de golpecitos para que caiga lo sobrante y pasar a colocar en la dirección que queramos el matojo con un palillo. El resultado es inmejorable en tal sólo 15 minutos.

Resultado final

Resultado

A partir de aquí ya podemos imaginarnos la cantidad de variantes que tenemos para crear nuestras peanas al estilo cadiano. En algunos casos, podéis usar rocas más grandes que encontréis por ahí y simplemente pintarlas del mismo color que la arena artificial utilizada o  como la base. Si aplicáis la técnica en serie con una escuadra, podéis tener las peanas decoradas en 40 minutos sin muchos problemas. Fácil y rápido con un resultado genial.

Deja un comentario

Navegue por categorías

Suscribirse a nuestro Boletín