Sobre la colocación de objetivos en Vórtice

La séptima edición de warhammer 40k respira misiones de Vórtice de Guerra. Eso significa que todos nos enfrentamos al reto de colocar seis objetivos sobre el tablero en cada una de las partidas. Mientras diseñaba la lista para mi siguiente torneo me hacía algunas preguntas al respecto.

¿Existe un patrón de colocación? ¿Qué impacto tiene sobre la partida una colocación u otra?. ¿Debo adaptar la colocación a mi lista? ¿Y a la del rival?.

Variantes de colocación

zonas

Es importante comenzar tratando de averiguar si existe un patrón de colocación de los jugadores en los tres tipos de despliegue. A partir de ahí, nos será mucho más fácil conocer las variantes y saber cuál nos interesará más jugar.

Para ello, deberemos partir desde la premisa de que todos los jugadores distribuirán equitativamente los objetivos entre las zonas de despliegue, es decir, siempre colocarán el mismo número de objetivos en una zona de despliegue que en otra para evitar salir perjudicados en la tirada de elección de zona.

Obtenemos un patrón de colocación de objetivos con tres variantes: defensiva, intermedia y ofensiva.

zona_defensiva

Defensiva

zona_intermedia

Intermedia

zonaofensiva

Ofensiva

 

 

 

 

 

 

En la variante defensiva, cada uno de los jugadores optará por colocar todos los objetivos distribuidos equitativamente en las zonas de despliegue o muy cerca de su límite. La más común de todas será la variante intermedia, en la que dos de los objetivos se disputarán en tierra de nadie y habrá un equilibrio total en el tablero. Por último, en la variante ofensiva sólo tendremos un objetivo en cada zona de despliegue y el grueso de la partida se desarrollará en tierra de nadie.

Estos patrones de colocación están sujetos a pequeñas variaciones como desequilibrar alguna zona de despliegue con más o menos objetivos que la otra. La más probable de todas es que se comience con una variante defensiva y se decida colocar uno de los objetivos en la zona central. El resto de variantes, son poco probables de encontrar y surgirán de alguno de estos patrones.

Impacto sobre la partida

En una misión de vórtice, el 61% de los objetivos tácticos están relacionados con el control de objetivos de alguna u otra forma. Si eso fuera poco, estos objetivos nos permitirán obtener entre 25 a 29 PV, frente a una variabilidad mayor del resto de objetivos en los que obtendremos de 13 a 34 PV. Todo esto evidencia que ganar una partida pasa a la fuerza por cuidar el control de objetivos y por extensión su colocación se vuelve vital.

relacionpv

Si ponemos el foco en las tres variantes de colocación, cada una tiene un impacto sobre la partida relativo a la probabilidad de obtención de un objetivo táctico relacionado con alguno de los objetivos que controlamos o están a distancia “1 turno” de ser controlado. ¿Qué quiere decir esto?. Pues que en cada turno debemos de maximizar nuestras probabilidad de controlar un objetivo estando encima de él o disponer de una unidad con capacidad de acabar el turno en él.

Para explicar el impacto que tienen las tres variantes, pensemos en el turno 1 de juego. En una variante defensiva partimos de un 50% de probabilidades de obtener un objetivo táctico que podamos controlar (tres en nuestra zona de despliegue). Aumentar esta probabilidad dependerá mucho del tipo de lista que usemos y su capacidad de movimiento (motos a reacción, cápsulas, infiltración, etc). Pero bueno, descartemos esas opciones de momento y supongamos que únicamente podremos mover con una unidad desde nuestra zona de despliegue 12″. Es decir, tenemos con este tipo de variante un 50% de sacar alguna carta relacionada con alguno de los objetivos a nuestro alcance. Traducidos en términos absolutos, un 30’5% de obtener una carta de toda la baraja relacionada con dichos objetivos.

Si seguimos con ese razonamiento y en la variante intermedia colocamos los objetivos centrales a 12″ de nuestra zona de despliegue, la probabilidad aumenta porque ahora son 4 objetivos a los que podemos acceder. Es decir, tendremos un 66’7% de obtener carta relacionada con algún objetivo al alcance, lo que supone un aumento al 40’7% del total de la baraja.

En el caso de la variante ofensiva, tendremos 5 objetivos a nuestro alcance y un 83’3% de obtener una carta con alguno de estos objetivos. Eso supone que del total de la baraja, tendremos un estupendo 50’8% de obtener una carta que nos permita obtener PV con esos objetivos.

¿Significa eso que siempre nos interesará jugar la variante ofensiva?. La respuesta no es sencilla porque depende del tipo de lista de tu rival y de la tuya. También debemos tener en cuenta de que hemos partido de la premisa de que disponemos de unidades que mueven 12″ y que sólo hemos contemplado el primer turno de juego. Tampoco he tenido en cuenta los elementos de escenografía, así que las opciones son muy amplias.

Adaptación a las listas

La variante de colocación que decidamos utilizar en una partida debe adaptarse principalmente a las características de movilidad de nuestra lista y la del rival:

  • Siempre nos interesará la variante defensiva cuando nuestra movilidad supere a la del rival.
  • Una variante ofensiva permitirá a ejércitos de corto radio de acción disputar más objetivos al rival.
  • La variante intermedia se adaptará a cualquier tipo de situación, siendo la opción con menos riesgo que las anteriores.

Por ejemplo, si confeccionamos una lista de Astra Militarum basada en infantería, nunca elegiríamos una variante defensiva contra un rival como el Eldar, capaz de situar unidades de OS en cualquier parte del tablero en un turno. Buscaríamos situaciones más favorables como la variante intermedia y ofensiva.

Otro ejemplo sería jugar con listas de Marines Espaciales en cápsula, en las que siempre nos interesará disputar objetivos en una variante defensiva, en la zona de despliegue del rival, mientras nuestros objetivos están bien asegurados lejos de su capacidad de movimiento. Eliminando a las unidades móviles del rival, maximizaremos la probabilidad de control de la partida.

Dentro de cada variante, nos puede interesar concentrar los objetivos en un lado o bien separarlos. De nuevo, dependerá de nuestras opciones y de las del rival. Por ejemplo, una lista basada de una DeathStar, sea móvil o no, casi siempre le interesará condensar los objetivos en un único punto, a poder ser en la zona central. De esa forma, sabe que controlando esa zona, tiene acceso a un porcentaje alto de puntos de victoria. Sin embargo, una lista basada en muchas unidades móviles, buscará repartir los objetivos a lo largo del tablero, cuanto más lejos del rival mejor. Una variante defensiva abierta será la mejor opción frente a listas con menos movilidad.

Conclusiones

Creo que en el momento de diseñar una lista, debemos tener en cuenta qué tipo de variantes nos son beneficiosas y actuar en consecuencia. No todos los ejércitos disponen de herramientas competitivas para poder acceder a objetivos lejanos en los momentos adecuados. Estos detalles marcan la diferencia.

Se ha hablado mucho de la variabilidad de las misiones de Vórtice. Como he comentado alguna vez, este juego no sólo se basa en ver si este arma mata a este bicho, sino en reducir los riesgos al máximo y jugar con las probabilidades. ¿Qué mejor forma de controlar una partida que maximizando la probabilidad de obtener un objetivo táctico favorable?.

Pues nada más, espero que las reflexiones del artículo os ayuden a ver Vórtice con otros ojos.

26 Comentarios

  1. Jose Piñero dice:

    compañeros, MUY buen post!!! mi más sincera enhorabuena

  2. Lord_Dralnu dice:

    Gran artículo Raúl, has plasmado con números cosas de las que me he había dado cuenta jugando y que no se me habría ocurrido convertir a cálculo de probabilidades^^

    Por ejemplo, con mi RhinoRush de la Guardia del Cuervo intuitivamente siempre he intentado colocar los objetivos en una variante ofensiva, ya que entre el movimiento de Exploración, el del Rhino y/o desembarco he llegado a capturar 5 objetivos en el primer turno y luego sencillamente limitarme a defender la ventaja obtenida.

  3. Arch dice:

    Tio!! es muy parecido a lo que estaba pensando yo sobre vórtice!! me has quitado un montón de palabras de la boca XD.
    Otra cosa superimportante de los objetivos de “asegurar objetivo X” es que además de los más numerosos, son los que son viables de conseguir con menos esfuerzo (o que depende menos de hacerle cosas al rival), con lo que es más fácil que se cumplan y permitan rotar así rápido las cartas de la mano. Como muy bien apuntas, esto sumado a que son los que más posibilidades tienen de salir, es CRITICO para maelstrom ser una lista muy competente cumpliéndolos.
    Gran artículo!

    • Raúl Hussein Raúl Hussein dice:

      Jajaja. Pues me das una alegría pq si pensabas lo mismo es que no voy mal encaminado 🙂

      Se me había pasado por alto el detalle de que son los que menos cuestan de conseguir, sobre todo si controlas un gran porcentaje de ellos.

      Gracias!

  4. Carlos T. Y. dice:

    Grandisimo artículo, muy util tenerlo en cuenta.

    Un saludo!

  5. Enforcer dice:

    Gracias por los consejos.

    La verdad es que ahora los usaré mejor cuando quiera putear al rival ^^

  6. Besnellarian dice:

    Muy buen artículo Raúl.

    Curiosamente una de las misiones de nuestro torneo es exactamente la variante ofensivo, aunque con despliegue “Asalto de Vanguardia”.

    La variante ofensiva me parece con mucho, la más emocionante de las tres.

    Un saludo.

    • Raúl Hussein Raúl Hussein dice:

      Muchas gracias Bes!

      Las variantes se puede aplicar a todos los despliegues, así que en realidad sería la misma situación. La he jugado unas cuantas veces y desde luego es una aniquilación en toda regla jajaja

      Abrazos!

  7. Jordi Maciâ dice:

    Grandísimo artículo! por mi lista y estilo de juego, suelo jugar la mayoría de partidas con la variante ofensiva jeje

    ya solo me queda felicitarte por lo que estas currando el blog, para mí, uno de los mejores.

    🙂

  8. Mehari dice:

    Genial articulo como siempre.
    Otra cosa que veo interesante comentar es quizas el que hay torneos y partidas donde se colocan objetivos sabiendo el despliege y otras que no, desde luego a mi me gusta mas esta ultima opcion, jaja es mas emocionante.

    • Raúl Hussein Raúl Hussein dice:

      Muchas gracias Mehari. Son los menos, pero puede ocurrir. En cualquier caso, ten en cuenta que todos los objetivos que pongas cerca de las esquinas, tienen muchas probabilidades de caer en una zona de despliegue. Un poco depende de como jueguen asalto de vanguardia pq hay gente que siempre se usa la esquina izquierda.

  9. Enforcer dice:

    Quizás ando espeso pero la variante ofensiva depende de que el rival también busque esa variante o te vas a encontrar con los objetivos en su zona de despliegue o en el centro, no?

    • Raúl Hussein Raúl Hussein dice:

      No necesariamente, pero siempre tiene que colaborar el rival con uno de ellos.

      Partimos de la premisa de que le rival no quiere crear zonas de despliegue descompensadas. Si colocas tus tres objetivos en el centro, él pondrá uno en cada zona y con el tercero tendrá un dilema. Desequilibrar el tablero o ponerlo también en el centro.

      En cualquier caso, ten en cuenta que esto sólo son las tres variantes más probables y que pueden haber pequeñas fluctuaciones dependiendo de la escenografía o la propia distancia entre objetivos.

  10. mocreta dice:

    muy bueno. Soy poco amigo de los porcentajes y las generalizaciones pero has conseguido de alguna forma ver un factor común en el caos de la misiones Torbellino.
    Otro factor que afecta mucho a la colocación de marcadores es a escenografía. Si tiene buena armadura o vas en vehículos realmente blindados te da igual que estén al descubierto, todo lo contrario a si juegas con tropas de escasa armadura o blindajes débiles.

  11. Jorge Roncal Jorge Roncal dice:

    Gran artículo Raúl. Como ya te dije por wassup, son cosas que parecen obvias pero para mucha gente no lo es, y en cualquier caso está muy bien escribirlo porque todo lo que sea ayudar a pensar en factores del juego o ahorrar el desgaste de pensar en ello es necesario y suma a la comunidad.

    Estos artículos acercan el juego competitivo a mucha gente y hacen que sea visto con mejores ojos, porque hay una parte de los jugadores que confunden el juego competitivo con el juego sucio, y la competición es todas estas cosas, no los falsos mitos que existen alrededor.

    • Raúl Hussein Raúl Hussein dice:

      Gracias amigo. No sé si estaremos contribuyendo a limpiar un poco la imagen de la competición, pero desde luego, pienso que cuanto más control sobre el juego sienta la gente, menos “pestes” escucharemos sobre el fullhammer y los torneos.

  12. Kudrim dice:

    Enhorabuena por el artículo, Raúl.
    Últimamente estoy jugando (bueno, aprendiendo a jugar) una lista water warrior de caballeros grises y, dado lo escaso del número de unidades, la parte de vórtice me está costando mucho más de lo esperado. Tu explicación sobre como orientar su colocación a una variante ofensiva (la más común con esta lista) me está dando muy buenas nociones para aprender a sacarle partido.
    Hacéis un gran trabajo con el blog de Mariscal 🙂

    • Raúl Hussein Raúl Hussein dice:

      Muchas gracias Kudrim. Me alegro de que pueda ayudarte a plantear mejor las partidas. Por cierto, muy chulo el tuyo. Suerte y a disfrutar de la experiencia de ser bloger en 40k 😉

      • Kudrim dice:

        Muchas gracias! Son los primeros pasitos pero vamos con ilusión de crear algo interesante. A ver que tal va en el siguiente torneo y tomo buena nota de lo aprendido. Saludos!

Deja un comentario

Navegue por categorías

Suscribirse a nuestro Boletín